×

Cómo repartir el ancho de banda de tu red Wi-Fi

Cómo repartir el ancho de banda de tu red Wi-Fi

Distribuir, limitar, controlar, repartir… Llámalo como quieras. El caso es que puedes gestionar el ancho de banda de tu red Wi-Fi y decidir qué dispositivos tendrán prioridad.

Aunque los proveedores ofrecen actualmente velocidades altas en la conexión a internet, resulta inevitable que ésta sea insuficiente en cuanto conectamos cuatro o cinco dispositivos al mismo tiempo, léase varios smartphones, una tablet, dos o más ordenadores, alguna que otra consola, tu televisor inteligente y no olvidemos tus altavoces inteligentes.

Y si puedes tener problemas con una buena conexión, peor se pone si la velocidad de tu Wi-Fi es más bien limitada. En ese caso, ¿cómo decirle a nuestro router que queremos que determinado dispositivo pueda emplear más ancho de banda? ¿Podemos distribuir o limitar el ancho de banda a placer? Resulta que sí.

Para hacer esto posible directamente desde nuestro router, que es el que provee el acceso a internet y la conexión Wi-Fi, necesitaremos que éste incluya la función Quality of Service o QoS, que en castellano viene a significar Calidad del Servicio. El propósito de esta función es precisamente limitar el ancho de banda según el tipo de datos que está manejando router y dispositivos conectados.

Configurando el router

Así que el primer paso consiste en acceder a las opciones de configuración de nuestro router. Para ello deberemos acceder desde un navegador web a la dirección local 192.168.1.1, que nos pedirá un nombre de usuario y una contraseña. El usuario suele ser admin (administrador) y la contraseña, si no la has cambiado, por defecto suele ser tan simple como admin, password o 1234. Recuerda que, por seguridad, deberías cambiar la contraseña por defecto para evitar que alguien acceda a tu router con facilidad.

Una vez hemos accedido a la configuración, buscaremos la sección QoS o Quality of Service. El buscador de la configuración te ayudará a encontrarlo si no das con él trasteando en los menús.

Una vez hemos dado con el menú de QoS deberemos activarlo, ya que por defecto suele estar marcada la opción Disable al lado de Start QoS. Además de activarlo deberemos indicar para qué red queremos distribuir el ancho de banda. En nuestro caso será la conexión WAN, acrónimo de Wide Area Network.

A partir de aquí, podemos hacer varias cosas, como priorizar determinados paquetes de datos, si sabemos cuales son, o directamente priorizar servicios que ya conocemos, como YouTube, Xbox Live, WhatsApp, Bittorrent… La lista es variada y dependerá de tu router cómo se muestra en la lista de servicios disponibles.

Una vez configurado a nuestro gusto, deberemos guardar los cambios. En algunos casos, el router se reiniciará. Tras probar que la distribución de ancho de banda es correcto o no, podemos realizar cambios e ir probando diferentes configuraciones.

En caso que tu router no disponga de la función QoS o que la veas muy complicada o poco satisfactoria, podemos acudir a programas especializados.

Apps para distribuir el ancho de banda

Con programas como TMeter podemos observar y controlar el ancho de banda de nuestro Wi-Fi y decidir qué conexiones tendrán prioridad. TMeter permite crear filtros y reglas para limitar servicios o direcciones web y así repartir el ancho de banda disponible entre varios dispositivos de manera más equilibrada.

Otra herramienta muy útil para gestionar el ancho de banda es GlassWire, de la que hemos hablado con anterioridad y que hace las veces de cortafuegos, monitor de red y distribuidor del ancho de banda entre las aplicaciones y sitios web que empleamos en nuestra computadora.

NetLimiter es otro gran programa para repartir el ancho de banda disponible, en subida y bajada, a partir de una detallada lista de procesos y servicios que detecta y monitoriza la propia aplicación. Además de los cambios manuales, permite crear reglas y filtros para automatizar la repartición del ancho de banda.


Deja un comentario